Telescopio Espacial James Webb


El Telescopio Espacial James Webb (en inglés James Webb Space Telescope o JWST) es un observatorio espacial que estudiará el cielo en frecuencia infrarroja. Será construido y operado de manera conjunta por la NASA, la ESA y la CSA. Anteriormente conocido como Next Generation Space Telescope o NGST, fue renombrado en 2002 en honor de James E. Webb, el segundo administrador de la NASA. El lanzamiento está planeado para no antes de 2014.



Misión

La misión primaria del JWST tiene cuatro objetivos principales:
Buscar la luz de las primeras estrellas y galaxias formadas tras el Big Bang
Estudiar la formación y evolución de las galaxias
Comprender mejor la formación de estrellas y planetas
Estudiar los sistemas planetarios y los orígenes de la vida
Debido a la combinación entre el corrimiento al rojo, el oscurecimiento debido a las nubes de polvo interestelar y las bajas temperaturas de muchos de los objetos a estudiar, el JWST operará a longitudes de onda infrarrojas, en un rango de entre 1 y 27 micrómetros. Para asegurarse que las observaciones no estén interferidas por las emisiones infrarrojas del propio telescopio y los aparatos de medida, el conjunto debe estar a baja temperatura. Al encontrarse bien protegido del Sol puede alcanzar aproximadamente los 50 K (-223º C). Para este fin, el JWST tendrá incorporado una gran placa metalizada, que bloqueará las emisiones infrarrojas del Sol, la Tierra y la Luna. El telescopio estará localizado en el segundo de los puntos de Lagrange, conocido como L2, para facilitar la operación de proteger el telescopio de las emisiones infrarrojas del Sol y la Tierra. El observatorio no se lanzará antes de 2014. Tras un periodo de preparación de aproximadamente 6 meses, comenzará la misión científica, la cual se plantea con una duracióm mínima de 5 años. Existe la posibilidad de extensión de la misión más allá de este tiempo, y el observatorio está siendo diseñado teniendo bien en cuenta esto.



Óptica

El JWST tendrá una masa de aproximadamente la mitad que la del Telescopio espacial Hubble, su espejo primario (un reflector de 6,5 metros) tendrá un área 6 veces mayor. Como este diámetro es mucho mayor que cualquier vehículo de lanzamiento actual, el espejo estará compuesto de 18 segmentos hexagonales, los cuales se desplegarán desde el telescopio una vez lanzado. Pequeños motores de alta sensibilidad colocarán los segmentos del espejo en posición, los cuales una vez colocados rara vez se moverán. En telescopios terrestres como el Keck en Hawaii, los segmentos del espejo se ajustan continuamente para contrarrestar los efectos del viento y la gravedad.