La hora del Planeta 2010

La hora del Planeta 2010

Al igual que el año pasado, este próximo sábado 27 de marzo a las 20:30 hs. se celebrará La Hora del Planeta 2010. ¿En qué consiste “La Hora del Planeta”? En todos los países del mundo, celebraremos La Hora del Planeta 2010 apagando las luces durante una hora.

El evento llamado “La Hora del Planeta”, que se celebró por primera vez hace tres años en una sola ciudad, hoy en día es el movimiento más importante en la historia del medio ambiente. En el año 2009, cientos de millones de personas apagaron sus luces durante una hora para manifestar su apoyo a la lucha contra el cambio climático. Todos nosotros debemos participar de este movimiento en todo los países del mundo este 27 de marzo 2010 para cooperar ayudando con un granito de arena a salvar a nuesro planeta Tierra.

¿Qué podemos hacer este 27 de Marzo para celebrar “La Hora del Planeta”?

La participación en La Hora del Planeta 2010 significa mucho más que apagar las luces durante 60 minutos tan sólo una vez al año. El evento permite que la gente pueda manifestar su voz en aquello que concierne al futuro del planeta y, de este modo, se estará enviando también un mensaje silencioso a nuestros líderes mundiales para que pasen a la acción y hagan algo con respecto al tema del cambio climático.

Los dirigentes políticos del mundo no han negociado aún un acuerdo internacional sobre el cambio climático. La conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático, celebrada en Copenhague en diciembre pasado, está lejos de haber cumplido nuestras expectativas y las necesidades urgentes del planeta. La participación en esta edición 2010 de La Hora del Planeta es esencial para hacerles saber a todos los líderes mundiales que queremos que hagan su trabajo, que cierren lo antes posible un acuerdo justo, ambicioso y vinculante para detener los peligros que conlleva el cambio climático.

No dejes de unirte a este movimiento, La Hora del Planeta 2010, que se llevará a cabo este próximo 27 de marzo y apaga las luces durante una hora a partir de las 20:30 hs.


Fuente: http://planetabeta.com/hora-planeta-2010

El mundo tendrá una "mini" era de hielo de hasta 80 años, según investigación


El planeta tierra experimentará a partir de 2010 una "mini" era de hielo que podría durar entre 60 y 80 años y que disminuirá la temperatura del planeta de 0,2 a un grado centígrado, afirmó este martes un científico mexicano del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
REDACCIÓN ELINFORMADOR.COM.VE.-El investigador Víctor Manuel Velasco indicó, en un comunicado difundido por ese centro académico, que el fenómeno se debe a la disminución de la actividad solar, lo que tendrá "diversas consecuencias para las que debe estar preparado el ser humano".

Sin embargo, precisó que ese enfriamiento "no va a compensar el calentamiento global que vivimos, pues son partes del cambio climático y hay que adaptarse a cada una de ellas".

"Un diagnóstico equivocado tendría como consecuencia una respuesta tardía a esta adaptación, así como pérdidas económicas y humanas", advirtió.

El especialista mexicano desarrolló una teoría y un modelo físico denominado ELSY, por medio del cual ha "corroborado una vinculación entre los periodos de máximos y mínimos de actividad secular de sol, con los calentamientos globales y los lapsos de enfriamiento terrestre".

Velasco estudió los periodos glaciares e interglaciares que la Tierra ha experimentado y la variabilidad solar, y con los resultados encontrados formuló su teoría, que podrá cuantificar en el futuro la magnitud de la disminución de la actividad solar y su impacto.

"Ninguna hipótesis sobre cambio climático puede explicar por qué se presentan esos periodos. Sin embargo, este modelo muestra lo que ha pasado, lo que está ocurriendo y lo que va a suceder en las próximas décadas y en los siguientes siglos", manifestó el investigador.

De acuerdo con la teoría del científico mexicano, la disminución de la temperatura global "es un ciclo natural de la naturaleza" que se debe a la reducción de actividad solar en periodos que se alternan en lapsos de unos 120 años.

Velasco reconoció que dentro del cambio climático existen factores internos, como los volcanes y la actividad humana, y externos, como la actividad solar, aunque reiteró que el sol es el factor "más importante" que contribuye a los calentamientos y enfriamientos que experimenta el planeta.

En la década de los años 80 y 90 se registraron las máximas temperaturas "porque la actividad secular del astro estaba en su máximo, y fue la más alta de los últimos 300 años", dijo.

A partir de 2005 el sol entró en un periodo de transición no abrupto que durará entre cinco y quince años, dependiendo de la zona geográfica, aseveró.

Sin embargo, en 2010 partes de la Tierra entraron en una "mini" era del hielo y "todas las heladas históricas que están ocurriendo en el mundo son muestra de ello", sostuvo.

Algunas consecuencias de la "mini" era de hielo serán las sequías, y en otros lugares inundaciones, afirmó.

De otra parte, Velasco aseguró que existe una "gran correlación" entre las caídas de temperatura y el brote de pandemias.

Por ejemplo, durante el siglo VI hubo un mínimo de actividad secular solar llamado "Mínimo medieval", momento en que se registró uno de los primeros brotes de la peste bubónica, dijo.

A principios del siglo XVI, durante el "Mínimo de Sporer", la viruela traída por los españoles acabó prácticamente con toda la población en México y en Perú.

En la última "mini" era de hielo hubo tres pandemias: en 1918-1919 (gripe española), 1958-1959 (gripe asiática) y 1968-1969 (gripe de Hong Kong).

http://www.elinformador.com.ve/noticias/mundo/fenomenos-naturales/mundo-tendra-mini-hielo-hasta-anos-segun-investigacion/13204
Definitivamente, un meteorito extinguió a los dinosaurios

Definitivamente, un meteorito extinguió a los dinosaurios

Un enorme meteorito fue la causa de la extinción de los dinosaurios y de las dos terceras partes de las especies que poblaban la tierra hace 65 millones de años. Dicho así, la primera pregunta que surge es: bien, ¿y cuál es la noticia?, o, ¿pero esto no se estudia ya en los libros de texto? Habría, entonces, que añadir un matiz: el origen de la extinción de los dinosaurios ha dado lugar a cerca de 40 hipótesis científicas de las que la más plausible hasta ahora es la caída de un asteroide que disparó una serie de desastres en cadena. Sin embargo, esta teoría ha ido perdiendo fuelle en los últimos años en detrimento de otra alternativa que aboga por una serie de causas múltiples, entre las que también se incluía el impacto de uno o varios meteoritos, pero en la que el factor decisivo de la extinción habría sido un anómalo incremento en la actividad volcánica en el área del Deccan (India), lo que habría provocado un enfriamiento global y lluvia ácida.

"Un equipo con participación española confirma esta teoría, que fue cuestionada"






La polémica, lejos de cerrarse, sigue muy viva. Pues bien, la revista Science aspira ahora a cerrarla de forma definitiva al presentar hoy el mayor estudio que se haya hecho nunca sobre el tema, en el que ha participado un equipo internacional de más de 40 científicos de doce países, entre ellos micropaleontólogos de la Universidad de Zaragoza. ¿La conclusión? La ciencia confirma que el impacto de un asteroide de 12 kilómetros de diámetro acabó con los dinosaurios. Impactó contra la Tierra, en la península mexicana de Yucatán, a una velocidad veinte veces superior a la de una bala y liberó una energía un millón de veces mayor que la de la mayor bomba nuclear jamás detonada. Y, de paso, fulminó a las especies de gran tamaño. Apenas sobrevivieron las que pesaban menos de 25 kilos.

«Tras combinar todos los datos disponibles a partir de diferentes disciplinas científicas, hemos concluido que un asteroide de gran tamaño en lo que hoy es México fue el principal causante de las extinciones en masa», corrobora Peter Schulte, el coordinador del trabajo. La hipótesis se ha verificado a partir de nuevos datos obtenidos del estudio de perforaciones submarinas y de sitios continentales en distintos puntos del planeta, así como de la revisión de toda la literatura científica sobre el tema.

En la investigación participó de forma activa un equipo de la Universidad de Zaragoza que se encargó de analizar fósiles microscópicos (foraminíferos) que ayudan a datar las rocas sedimentarias marinas que los contienen y a conocer el ambiente del lugar en que fueron depositadas. Para corroborar la teoría impactista, la investigación española recogió resultados obtenidos en Europa, Sudamérica, el norte de África y de diversos sondeos oceánicos, que van desde la respuesta de las comunidades marinas a los cambios ambientales desencadenados al seguimiento de la intensidad de la extinción. Este último aspecto es clave, ya que revela, frente a lo que postula el modelo multicausal, que la desaparición de las especies no se produjo, ni mucho menos, de forma progresiva, sino más bien abrupta.

«Catastrófica»

«Hemos corroborado que su extinción fue catastrófica, es decir, acontecida en un intervalo de tiempo geológicamente instantáneo, y que, por tanto, solo es explicable por la teoría impactista», explica el micropaleontólogo Ignacio Arenillas.

¿Qué fue lo que ocurrió entonces? Una serie de tragedias en cadena. El impacto eyectó material a grandes velocidades por todo el mundo, provocando una oleada de terremotos por encima de la magnitud 10, maremotos, deslizamiento de tierra, el colapso de plataformas continentales, lluvias ácidas por la liberación de azufre, incendios masivos... Pero lo peor aún vino después. El choque liberó gigantescas cantidades de polvo y hollín a la atmósfera que ocultaron la radiación solar. El planeta vivió durante años un invierno infinito que llevó al colapso de la cadena alimentaria. No había comida.
La capital del estado de Kansas cambia su nombre por el de 'Google'

La capital del estado de Kansas cambia su nombre por el de 'Google'

El nombre de la capital del estado norteamericano de Kanasas ha cambiado. El alcalde William W. Bunten ha proclamado que Tupeka se llamará 'Google' durante el mes de marzo de 2010. Con esto la localidad pretende llamar la atención del gigante de Internet para entrar en su programa experimental de fibra óptica de alta velocidad.




El alcalde: "La ciudad de Topeka será conocida como Google, Kansas"









Google lanzó el 10 de febrero de 2010 un programa innovador llamado Google Fiber for Communities. Este consiste en llevar a más de medio millón de personas conexión de Internet 100 veces superior a la normal. Ahora el buscador está buscando la ciudad idónea y más de una ya ha postulado su candidatura.

No es la primera vez que la ciudad de Kansas cambia su nombre. En 1998 se hizo llamar ToPikachu gracias a la serie animada Pokemon convirtiéndose en el centro de la franquicia para Estados Unidos.

El alcalde Bunten en la proclamación oficial que pueden ver en la imagen a la derecha:

"Yo, William W. Bunten, alcalde de Topeka, Kansas, llamo a los ciudadanos de Topeka a reconocer y apoyar los continuos esfuerzos para traer el experimento de Google "Fibra para las comunidades" a nuestra ciudad, y por este medio proclamo que durante el mes de marzo de 2010, la ciudad de Topeka será conocida como Google, Kansas."
El vídeo que acompaña este artículo es de un ciudadano de los muchos de Tupeka que se han lanzado en YouTube a apoyar la iniciativa del alcalde.
El Sol es de color blanco y no amarillo

El Sol es de color blanco y no amarillo

La atmósfera de la Tierra es el gran filtro por el que pasa la luz y nos hace ver el Sol amarillo el el cielo azul. Cuanto mayor es la temperatura de un cuerpo más blanco se ve, igual que las bombillas de casa. El Sol es blanco, lo que ocurre es que nuestros ojos son más sensibles a la longitud de onda de la luz y no vemos todas las gamas que irradia.

En la web Today I Found Out publican más datos interesantes sobre la estrella solar The Sun is White Not Yellow:





La luz tarda 8 minutos y 19 segundos en llegar desde el Sol hasta la Tierra.
Para que un fotón alcance la superficie del Sol desde su núcleo tarda entre 10.000 y 170.000 años.
Es más brillante que el 85% de las estrellas de la Vía Láctea.
El núcleo del Sol tiene una densidad casi 150 veces la del agua en la Tierra.
Su temperatura es de 6.000 ºC.
Aproximadamente 3/4 partes de la masa del Sol se compone de hidrógeno. Un 23,8% es helio y el 2% restante lo completan el hierro, el oxígeno, el carbono, el neón y otros.
Tiene una vida aproximada de 10.000 millones de años y le quedan unos 5.000 millones.
Está a una distancia de 150 millones de kilómetros de la Tierra.
El campo magnético del Sol es menos de la mitad de lo que era hace 22 años. Esto ha encogido la heliosfera, que ayuda a proteger la Tierra de la radiación cósmica. Debido a esto, la Tierra está siendo golpeado con la radiación cósmica mucho más que un simple par de décadas atrás.
Un gigantesco iceberg antártico podría alterar todas las corrientes oceánicas

Un gigantesco iceberg antártico podría alterar todas las corrientes oceánicas

A pesar de que el impacto no se sentiría hasta dentro de varias décadas, una disminución en la velocidad de producción de agua fría y densa podría resultar en inviernos menos templados en el Atlántico norte, señalaron los investigadores.

El bloque de hielo, de 2.550 kilómetros cuadrados, se desprendió el 12 o el 13 de febrero del Glaciar Mertz, un cuerpo de hielo flotante de 160 kilómetros de largo que emerge de la Antártida oriental y se extiende sobre el Océano Antártico al sur de Melbourne, informaron los científicos.

Con un grosor de 400 metros, el iceberg podría llenar el puerto de Sídney unas cien veces. El iceberg también podría perturbar la biodiversidad excepcionalmente rica de la zona, que incluye una importante colonia de pingüinos emperadores cerca de Dumont d'Urville, donde se encuentra una estación científica francesa en la Antártida.

"La lengua de hielo estaba casi desprendida y colgaba como un diente flojo", indicó Benoit Legresy, un glaciólogo francés que monitorea el Glaciar Mertz desde hace una década, en un trabajo conjunto con científicos australianos.

La masa de 78 kilómetros de largo y la mitad de ancho, con un peso de más de mil millones de toneladas, se desprendió tras ser embestida por otro iceberg conocido como B9B, que se había separado del continente antártico en 1987.

Atascado allí durante más de dos décadas, el Glaciar B9B se estrelló de frente con la lengua del Glaciar Metz al comenzar a desplazarse. Tanto ciclos naturales como el cambio climático de origen humano contribuyen al colapso de plataformas de hielo y de glaciares.

La marea y las corrientes océanicas golpean constantemente las áreas expuestas, mientras que veranos más largos y temperaturas más altas también contribuyen a dichos cambios. "Obviamente al calentarse el agua, estas lenguas de hielo se volverán más frágiles", indicó Legrosy, quien trabaja en el Laboratorio de Geofísica e Investigación Oceanográfica, en la ciudad francesa de Toulouse.

La lengua del Glaciar Metz, en la cual se han instalado sistemas de GPS y otros instrumentos de medición, podría proporcionar información valiosa sobre el desprendimiento de un iceberg de un témpano de hielo. "Por primera vez tendremos un registro detallado del ciclo completo de una separación de un iceberg: antes, durante y después", señaló el científico francés.
Un gigantesco iceberg del tamaño de Luxemburgo se desprendió de la Antártida hace dos semanas y su deriva podría alterar las corrientes oceánicas en todo el mundo, según un estudio científico publicado este viernes.

"Estamos usando la lengua de hielo como un laboratorio para estudiar los procesos que podrían verse afectados por el cambio climático, incluyendo el desprendimiento de icebergs, la temperatura de los océanos y las fluctuaciones en el nivel del mar", añadió.

Desde que se separó, el iceberg del Glaciar Mertz -al igual que el ahora móvil B9B, de aproximadamente el mismo tamaño- se ha detenido en un área cercana llamada una polinia.

Distribuidos por todo el Océano Antártico, las polinias son zonas que producen agua densa, helada y rica en sal, que se hunde hacia el fondo del mar y dirige las corrientes océanicas como una correa transportadora. Si estos icebergs se desplazan hacia el oriente y encallan, o flotan al norte hacia climas más templados, no tendrían ningún impacto sobre las corrientes oceánicas.

"Pero si permanecen en esta área, algo probable, podrían bloquear la producción de agua densa y recubrir la polinia", explicó Legresy. La polinia del Glaciar Mertz es especialmente importante, y representa el 20% del "agua de fondo" de los océanos, añadió.

Finalmente los icebergs perecerán de muerte natural, pero su expectativa de vida depende de hacia dónde se desplazan. A la deriva, pueden derretirse en cuestión de décadas. Atascados contra la masa antártica, pueden durar más tiempo.