Goodyear y la NASA inventan un neumático para la reconquista de la Luna


Goodyear y la NASA han desarrollado un neumático sin aire formado por 800 muelles de carga, cuyo diseño "resistente a los pinchazos" permitirá transportar grandes vehículos sobre la superficie de la Luna "con el mínimo riesgo" y realizar exploraciones "mucho más extensas", contribuyendo al desarrollo y mantenimiento de un puesto lunar avanzado.

"Con los requisitos combinados de incrementar la carga y la vida útil, necesitábamos hacer un cambio fundamental al neumático lunar original", explicó recientemente el investigador de la agencia espacial, Vivake Asnani. Así, el nuevo neumático 'Spring Tire' es capaz de soportar "mucho más peso" y lograr que los vehículos recorran "mayores distancias". "Hemos mejorado el sistema de mallado metálico que se utilizaba anteriormente", aseguró.

El dispositivo fue testado "con éxito" en el Centro Espacial Johnson en Houston (Estados Unidos). Para sus creadores, las especiales características del modelo son las que hacen que sea "extremadamente duradero y eficiente". "El diseño de los muelles que forman la superficie del neumático sirve para proporcionar tracción, pero toda la energía que deforma el neumático mientras rueda se recupera cuando el muelle vuelve a su forma original, sin que se genere calor como ocurre con los de los coches", apuntó el experto de Goodyear, Jim Benzing.

Por otra parte, los ingenieros coinciden en que los neumáticos tradicionales de caucho y con cámara de aire utilizados en la Tierra "son de poca utilidad para las misiones lunares". En este sentido, afirman que las propiedades de este material "varían significativamente" por las temperaturas extremas que se experimentan en las distintas zonas del satélite. Además, subrayan que las radiaciones solares no filtradas "degradan el caucho y el hacen que el riesgo de pinchazos de los neumáticos sea inaceptable".

UN NEUMÁTICO "SIN FALLOS"

"El 'Spring Tire' no tiene un simple punto de fallo, por lo que un impacto fuerte, que podría causar que un neumático tradicional se pinchara y desinflara, solo dañaría uno de los 800 muelles de carga de nuestro neumático", señaló Asnani. Igualmente, los ingenieros remarcan las "extraordinarias características" de este modelo, de estructura rígida pero flexible, "que permite a los vehículos viajar más rápido sobre terrenos abruptos sin transferir excesivo movimiento al vehículo".

Finalmente, la compañía de neumáticos asegura que la NASA "ha quedado tan impresionada con el invento que ha decidido presentar el proyecto durante una de sus recientes exposiciones. "Prácticamente todos los miembros del Congreso y empleados con los que hablé se mostraron emocionados con la idea de que esta tecnología pudiera ser utilizada un día, no sólo para vehículos espaciales, sino también para vehículos en la tierra", concluyó el investigador.