La NASA presenta el cohete que podría llevar al Hombre a la Luna

La NASA ha presentado por fin su nueva joya, el Ares I-X, uno de los mayores lanzadores jamás construidos y el cohete que, si los recortes presupuestarios no lo impiden -la carrera espacial está más que nunca en el aire en EE.UU.- podría llevar de nuevo al Hombre a la Luna.

El Ares I-X, que sustituirá a los viejos shuttle, ya está colocado en la plataforma de lanzamiento, preparado para realizar su primer vuelo de prueba el martes de la próxima semana. Se trata de algo histórico, ya que es la primera vez en 34 años que un cohete distinto al shuttle se ha colocado en la plataforma Pad 39-B del Centro Espacial Kennedy.
El vuelo durará dos minutos y, si todo funciona como está previsto, el Ares I-X ascenderá a 40 kilómetros de altitud. En el vuelo se separará una de sus fases y se realizarán simulaciones con una réplica exacta de la nave Orion, situada en su extremo y en la que en un futuro viajarán los astronautas. Esta prueba proporcionará a la NASA la posibilidad de comprobar datos fundamentales relacionados con el funcionamiento, la seguridad y la estabilidad de la nave antes de que realice vuelos tripulados. Los datos serán recogidos mediante más de 700 sensores situados por todo el cohete.
2.000 empleados trabajando «Con el emplazamiento del Ares I-X en la plataforma, se demuestra la capacidad de la NASA a nivel mundial para diseñar, construir y procesar un nuevo lanzador espacial en menos de cuatro años», ha dicho con orgullo Bob Ess, jefe de la misión. «Aproximadamente 2.000 empleados de la NASA y del contratista han trabajado juntos por todo Estados Unidos en una creación sin precedentes, con el resultado de un nuevo vehículo preparado para el vuelo».
Durante la semana previa al lanzamiento, los técnicos realizarán en la plataforma una amplia variedad de pruebas mecánicas y eléctricas. «El trabajo para el vuelo de prueba del Ares I-X en paralelo a las operaciones relacionadas con el 'shuttle' ha sido un verdadero reto que ha implicado tecnología y personas por todo el país, y estamos muy orgullososos de que la misión haya sido cumplida», ha señalado Mark Nappi, vicepresidente de Sistemas de Lanzamiento y Recuperación en United Space Alliance, principal contratista del proyecto, con sede en Houston.
La versión I-X del Ares es el primer desarrollo para test de vuelo dentro del Programa Constellation, que incluye los cohetes Ares I y V, y la cápsula Orion.

Fuente: abc.es