Con la sonda "Kepler", NASA amplía búsqueda de vida en el espacio

La agencia espacial estadounidense NASA ampliará su búsqueda de vida en el espacio: el 5 de marzo está previsto el lanzamiento de la sonda "Kepler", a bordo de un cohete Delta II, para observar planetas similares a la Tierra que orbitan alrededor de otras estrellas.

Es la primera misión en la que se podrían hallar planetas semejantes a la Tierra. Planetas rocosos, que orbitan en una zona cálida alrededor de estrellas similares a nuestro Sol y donde exista agua líquido en la superficie", informó hoy la NASA.

"Kepler" posee una cámara para detectar sombras moviéndose alrededor de las estrellas, que indicarán movimiento planetario y ayudarán a medir la longitud de las órbitas.

"Si orbita muy rápido, el planeta es muy caliente", dijo William Borucki, investigador principal de la NASA para el proyecto "Kepler". "Si el planeta tiene un período orbital largo, es muy frío. En ese caso, suponemos que estará congelado para siempre".

La misión, que tiene un costo de 591 millones de dólares, quiere descartar ambos extremos. Los científicos buscan planetas que "no sean demasiado calientes, ni demasiado fríos", indicó Borucki.

Los descubrimientos que la sonda "Kepler" haga durante su viaje son extremadamente importantes para recabar información sobre planetas similares a la Tierra en nuestra galaxia y para la planificación de misiones futuras, dijo Jon Morse, jefe del departamento de astrofísica en el cuartel central de la NASA en Washington.

La duración original de la misión está prevista para tres años y medio, pero la cámara podrá funcionar durante seis años. La sonda observará con mayor detenimiento más de 100.000 estrellas, que son similares al Sol, en la región Cygnus Lyra de la Vía Láctea.

Fuente: El pais